Mujeres de Cuba

En Cuba las mujeres de Cuba tienen los mismos derechos constitucionales que los hombres en las esferas económica, política, cultural y social, así como en la familia. De acuerdo con el artículo 44 de la Constitución cubana, el Estado garantiza a las mujeres de Cuba las mismas oportunidades y posibilidades que los hombres, con el fin de lograr la plena participación de la mujer de Cuba en el desarrollo del país. Las mujeres de Cuba ocupan el 35% de los escaños parlamentarios en el ranking de la Asamblea Nacional cubana.

Mujeres de Cuba

Mujeres de Cuba

En la primera mitad del siglo 20, las mujeres en Cuba habían logrado una situación comparable a la de otros países latinoamericanos, como Argentina y Chile. En 1933, durante el gobierno de 100 días de Ramón Grau, las mujeres cubanas recibieron el derecho a la votación. En 1934 los porcentajes de las mujeres cubanas que trabajaban fuera del hogar, asistieron a la escuela, y el control de la práctica de nacimiento supero los porcentajes correspondientes en casi cualquier otro país de América Latina.

Las mujeres en Cuba habían sido elegidas para trabajar en la Casa de Cuba de Representantes y en el Senado, y las mujeres de Cuba trabajaron como alcaldes, jueces, miembros del gabinete, consejeros municipales, y miembros del servicio exterior cubano. El retorno de Grau al gobierno, bajo los auspicios del presidente Fulgencio Batista preveía la Constitución cubana de 1940, una de las más progresistas del hemisferio occidental en lo que respecta a la condición de la mujer, que prohíbe la discriminación por razón de sexo y pidiendo la igualdad de remuneración para trabajo de igual valor.

Después de la revolución cubana de 1959, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) se estableció como una ONG. La FMC fue reconocida por el gobierno cubano como “el mecanismo nacional para el adelanto de la mujer en Cuba”. La organización afirma que cuenta con más de 3 millones de miembros, lo que constituye el 85,2% de todas las mujeres mayores de 14 años. También hay un Centro de Formación de la Mujer y la Casa de la Mujer que funciona a nivel nacional. El grupo en general, se adhiere a los objetivos del gobierno cubano “para defender la Revolución Cubana”. De acuerdo con estadísticas del gobierno cubano, las mujeres representan el 49,5% de los graduados en los niveles superiores de educación y el 62% de los estudiantes universitarios. Las mujeres constituyen el 35% de los miembros del Parlamento, el 61% de los abogados, el 49% de los magistrados, jueces y 47% en el Tribunal Supremo.

Desde el “Período Especial en Tiempos de Paz” en la década de 1990, las mujeres de Cuba han dado un paso al frente en la vida de Cuba, pidiendo un paso hacia una existencia sin sexismo. El sexismo en Cuba va de la mano con el racismo sufrido por los negros y mulatos. Aunque de acuerdo con un estudio realizado en 2002, los negros constituyen el 34,9% de la población cubana, son el grupo más pobre de las personas con la menor cantidad de representación política. Las mujeres Negras, sobre todo, reciben los empleos menos remunerados, tienen las tasas más altas de desempleo, los niveles más bajos de educación y suelen vivir con la amenaza de la violencia de género.

El Hip-hop, más concretamente música rap, se ha convertido en el vehículo para que la mujer cubana pueda expresar su descontento con la raza y la situación de género en Cuba. La letra de todos los grupos de rap cubanos femenina piden respeto a la diversidad en la escena musical y simpatía por las mujeres que han recurrido a la prostitución para el rescate económico. Durante el “período especial”, la mujer de Cuba llegó a la vanguardia en la gestión de las diferentes situaciones económicas y domésticas y, al hacerlo, asume una mayor responsabilidad y una nueva autoridad. El estilo popular de baile “perreo” puede ser visto como un símbolo de este cambio, con las mujeres delante de los hombres durante el baile. El salario medio en la isla era de sólo 334 pesos cubanos al mes a finales de 2010.
El Jineterismo es un término usado para describir una serie de actividades económicas ilegales o semi-legales relacionados con el turismo en Cuba, incluida la prostitución.

Tags: chicas de cuba. Las mujeres de Cuba. Las chicas de cuba. Mujeres cubanas. Chicas cubanas. Mujeres de cuba. Chicas Cubanas. Chicas de Cuba.